Este proyecto consiste en “hermanar” al alumnado de 4º de la ESO (último año) con el alumnado de 3º de Infantil (que van a iniciar la educación obligatoria) como si se tratase de pasar un relevo “escolar”.

Cada curso su profesorado tutor programa y planifica los encuentros con diferentes actividades. Algunos tienen lugar en fechas señaladas, como por ejemplo en Navidad, donde el acercamiento consiste en una merienda, otros son encuentros deportivos, juegos o participación en alguna actividad concreta. Por último, los alumnos mayores asisten y participan en la Graduación de su “hermano pequeño” como presentadores, acompañándolos en la imposición de bandas, en la canción y en la foto de despedida.

La experiencia nos ha demostrado que es una actividad muy bien aceptada que llena de ilusión tanto a los pequeños que ven en los “hermanos mayores” una referencia, como a los mayores que se sienten como modelo para los pequeños.