En una tarde de los últimos días del mes de junio del año 2015, charlando sobre lo que serían los eventos y actos previstos para el Centenario de nuestro querido colegio, surgió la idea de realizar un musical con el alumnado como broche de oro de esta magnífica celebración, realizando a la vez una labor solidaria, ya que se donarían los beneficios a una ONG. La idea caló hondo en un grupo de profesores que, ilusionadísimos, comenzaron a organizar el montaje de este musical.

A las audiciones acudieron un gran número de alumnos, desde infantil hasta secundaria, que querían participar en la obra, en total, más de 120. Todos y cada uno demostraron su arte en el escenario, con lo que, una vez repartidos los papeles, nos pusimos en marcha.

Los ensayos se van sucediendo uno tras otro y en ellos podemos observar la magnífica evolución, tanto a nivel interpretativo como vocal, que van experimentando nuestros pequeños actores. Pasaron de la timidez de los primeros días al desparpajo y la complicidad entre ellos, formando así un vínculo que va más allá de ser compañeros del colegio.

La grabación de las canciones fue toda una experiencia. Para ellos fue como un premio a tantas horas de trabajo con las seños de música. Conocieron los entresijos del estudio de grabación y, como si de profesionales se tratara, demostraron una madurez que sorprendió incluso al técnico, nosotros ya sabíamos que nuestros actores tenían un talento inmenso.

El cuerpo de baile también progresa de manera magnífica y cada vez se mueven mejor por el escenario con su fantástica coreografía tan bien montada. Del inmovilismo y la rigidez de los primeros días, han pasado casi sin darnos cuenta a moverse en orden por el escenario.

Un pilar muy importante de todo este montaje son los decorados, así que las cabezas de nuestros encargados de escenografía se pusieron a ello, creando una serie de imágenes y objetos que dan realidad y vida al musical de una forma espectacular.

Tanto el grupo de profesores encargados del musical como todo el alumnado implicado, estamos deseando que llegue el gran día del estreno y demostrar el fruto de todo el trabajo realizado. Nos sentimos muy orgullosos de formar parte de este musical y de ser el broche final del Centenario de nuestro colegio, aunque desde el grupo de teatro no queremos quedarnos aquí y esperamos poder continuar con esta labor teatral a la vez que solidaria más allá de tan renombrado evento.